Instagram

viernes, 29 de marzo de 2013



"-Odio el tiempo, ¿sabes? Odio pensar que quizá mañana no quede nada de lo que tenemos. Que ridículo, ¿no? Como si las cosas pudiesen cambiar así sin más de la noche a la mañana. Y sin embargo, lo hacen. Un día dices "adiós" sin ser consciente de que va a ser el último. Un día crees que lo tienes todo y al siguiente ya no te queda nada. Tengo miedo, ¿sabes? Miedo a que mañana todo esto desaparezca.
-¿Y qué es todo esto?
-Tú, yo. Nosotros. ¿Quién nos dice que mañana seguiremos así? Quizá tu te hartes de mí, y entonces, ¿qué? Nada. No me quedará nada.
-Todo es posible. Aunque la probabilidad de que mañana yo me harté de ti es mucho más pequeña que la probabilidad de que tú te hartes de mí. 
-Eso dices ahora.
-Eh, mírame. Mírame y escúchame, porque sólo voy a decirlo una vez. Siempre, en todo momento, pase lo que pase, voy a estar a tu lado. No hables, no se te ocurra replicarme, porque jamás me hartaré de ti. Y si algún día tú te hartas de mí, me mantendré alejado, pero alerta, para que nunca se te ocurra volver a pensar que no te queda nada."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.