Instagram

domingo, 13 de enero de 2013

Y qué vais a decirme vosotras de él que no sepa ya. Ya sé que sus ojos son marrones y que no tienen nada de especial, y no os voy a negar que los he visto más bonitos, pero yo sólo puedo pensar en mi sonrisa reflejada en los suyos. 
No. No. No me habléis ahora de su sonrisa, porque me derrito cada vez que levanta un poco el labio y se le marca ligeramente el hoyuelo. Algunas diréis que no es tan bonita, pero no me jodáis, que cada vez que saluda y sonríe, puedo notar como se acelera mi ritmo cardíaco.

Y no os hacéis una idea de como sube mi presión sanguínea cuando su culo pasa cerca. No me mal interpretéis, pero es que es como contemplar una obra de arte.

Así que, por favor, no me habléis de lo que duele quererle y que no te quiera, o de querer despertarte a su lado y que él ni lo sepa, porque eso lo sé muy bien. Porque me duele cada vez que respiro y sé que si algún día me faltará el aire, él no vendría a salvarme.
Y él es el único que podría salvarme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.