Instagram

lunes, 17 de diciembre de 2012


-¿Ves por qué estoy mal de la cabeza? -rió ella, alzando la copa de
 vodka . -Porque siempre fui la que disfruta de cada una de las putas locuras que el mundo tenía reservadas para mí. Vivo entre botellas de vodka, tacones altos y besos que no siento. Daría mil argumentos para morir ahora mismo pero, querido desconocido, aquí a tu lado, con este whisky barato y tu mano en mi culo, tengo mil y un argumentos para seguir viviendo.

- Entonces, ¿me dejas enamorarme?

- Ni se te ocurra, querido, ni se te ocurra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.