Instagram

jueves, 11 de octubre de 2012


"Una vez me dijeron que puedes ver más con los ojos cerrados que lo que ves con ellos abiertos. A veces, un pestañeo basta para perderte la parte más interesante de la película, para no ver a alguien a quien querías ver desde hace tiempo o para quedarte sin pedirle un deseo a una estrella fugaz. 
Pero eso no significa que las mejores cosas ni las más bonitas sean cosas que veamos con los ojos abiertos.
Como los besos, por ejemplo. 
No los vemos, pero los sentimos. Cuando besamos a alguien, lo hacemos inconscientemente. Cerramos los ojos y nos dejamos llevar. 
¿Aún no lo entendéis? Cuando cerramos los ojos, dejamos de ver las cosas como creemos que son, y empezamos a sentirlas como son. 
Por eso a veces me gustaría poder cerrar los ojos, poder agudizar mis otros sentidos: escuchar cualquier voz y reconocer si hay pena en ella, saber tener don de lenguas y dar buenos consejos, desarrollar el tacto hasta el punto de reconocer sólo con rozar, opinar desde el corazón."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.