Instagram

domingo, 9 de septiembre de 2012

Que caro es el tiempo

Blancanieves vivió con siete desconocidos. Pinocho mintió. La Bella Durmiente se pinchó y durmió durante días. Alicia se jugó su vida en un juego. Mulán fingió ser quien no era. Cenicienta volvió a casa tarde y descalza, y Peter Pan acabó haciéndose mayor. Como nosotras.
Nos miró, y veo lo poco niñas que nos hemos quedado. Y aun así, hay veces que no podemos evitar echar un vistazo hacía atrás y vernos jugando a las muñecas, inventándonos historias. Quién nos diría que un día nosotras acabaríamos siendo muñecas, que jugarían con nosotras, que alguien manejaría cada una de nuestras articulaciones.
Que un día olvidaríamos lo de "no hables con desconocidos" que nuestros padres nos repetían por activa y por pasiva. Y ni mencionar el que nunca imaginamos que iríamos tan ciegas de alcohol que no conseguiríamos levantarnos en días. 
Quién iba a decirnos a nosotras que acabaríamos entrando en esa bobada de enamorarse, de perder la cabeza, que acabaríamos siendo otros locos sueltos por un mundo que no nos acepta si somos como realmente somos. 


Duele, pero en realidad, todos tenemos noches como estás, noches de turismo por tu  pasado, en las que nos perdemos en los recuerdos de los que fuimos y ya nunca más seremos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.