Instagram

sábado, 14 de julio de 2012

T E E C H O D E M E N O S

Es una de esas extrañas formas de amar a alguien. No necesitas sus besos, ni siquiera te imaginas como sería rozar sus labios mientras te abraza, mientras su olor acaricia cada poro de tu piel. Ni siquiera sueñas con despertarte a su lado, con tumbarte a su lado y notar su respiración. No lo piensas porque no te hace falta, aunque no te importaría que ocurriese. Te elevaría a las nubes.
Pero te conformas con ser feliz. Con verle un día sí y otro no, con que te sonría de oreja a oreja y te diga "hola", mientras te da dos besos. Con escuchar su voz cuando habla de las cosas que le gustan, con picarle y que se acabe riendo de ti, porque tú estás tan jodídamente enamorada de cada facción de su cara que no te salen las palabras.




P.D. Soy una idiota. Intento olvidarte y cada día estoy más enamorada. Te odio. Te odio, te odio, te odio. Pero sobre todo me odio a mí misma, por no ser capaz de quererte menos y mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.