Instagram

domingo, 8 de julio de 2012

Lo mejor de mi vida

Pues, ¿sabéis qué? Que para mí, los amigos, los de verdad, no tienen porque contarse con los dedos de una mano. Es más, los amigos de verdad no son personas que ves todos los días, ni siquiera habláis a diario, pero cuando sucede algo impactante, eres a la primera persona a la que acuden. Son esos que cuando fingo estar bien, me sueltan un "¿y a quién dices que tengo que matar?". Esas personas que no te conocen desde siempre, pero es como si lo hiciesen, porque se acuerdan de ti cuando ven algo que te encanta. Esas, que te exigen que hables con el chico que te gusta, y si no lo haces, tranquila, que ellas no se cortan. Esas con las que puedes haber tenido tus más y tus menos, pero que cuando tienes un problema, dan la cara por ti contra quien sea. Esas, que cuando estás mala no te van a ver a casa, no, se quedan en la calle cantándote canciones por la ventana. Son las que se mofan de ti cuando haces o dices una tontería, y te lo pueden recordar 3 meses después. Son con las que sales de compras y, o no compráis nada, o arrasáis con todo. Son con las que planeas correr una maratón y a los tres minutos paráis a tomar el sol. Las que cuando dices una chorrada no te miran mal, si no que te contestan con una burrada mayor. 


Para mí, los amigos de verdad no tienen porque contarse con los dedos de la mano. Yo no lo hago. Para mí, los amigos de verdad, mis amigos de verdad, son ellos, ¿y sabéis qué? No podía haber elegido mejor.













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.