Instagram

domingo, 1 de julio de 2012

He estado pensando en ti toda la noche. Sí, he estado toda la puta noche pensando que tienes la sonrisa más bonita del mundo, en que el color de tus ojos sería más hipnotizante si lo tuviese a dos centímetros de la cara. ¿Sabes? También he pensado lo bien que encajarían tus brazos alrededor de mi cintura si tu quisieses. Y en lo mucho que me gusta tu risa, tu voz, y todo tú. Y en el miedo que me da encontrarme contigo, porque sé que después te vas a marchar.
Pero después me he dado cuenta de que no puede ser. Y lo que no puede ser, no puede ser. Lo asumo, aunque duela. Lo que sea que haya habido entre nosotros ya se ha acabado, aunque me vuelva a encontrar contigo muchas veces, aunque la mayoría sean cuando esté dormida, y aunque después me cueste despertarme.
Echaré de menos hablar contigo hasta tarde, echaré de menos reírme como una tonta por tu culpa, e incluso echaré de menos no saber que contestarte muchas veces. Te echaré de menos a ti. A como se me cortaba la respiración cada vez que te acercabas. A como me hablabas cuando estábamos solos. A ti.
Por eso me he propuesto dejarte atrás, porque en realidad, está mal echar de menos algo que nunca has tenido y que sólo ha estado en tu cabeza. ¿Dónde más? Ya lo he dicho, es imposible.


Algún día te olvidaré, o quizá no, pero un día dejarás de doler.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.