Instagram

domingo, 8 de julio de 2012

Ella; mi mejor amiga.


 Ella sonreía mientras ambas veíamos derrumbarse nuestro pequeño mundo, y yo casi me derrumbaba con él. Que poco nos quedaba de todo lo que un día llegamos a tener y nunca valoramos. Es de ley de vida:  todo lo que sube, vuelve a bajar. Cuando le pregunté porque sonreía aquel día me confesó que, incluso en ruinas, tenía mucho más de lo que jamás se había parado a pensar. La envidié, ella es una luchadora, una buscadora del lado bueno de las cosas, es una de esas personas que siempre dice un punto y aparte, nunca un punto y final. En aquel momento me dí cuenta de que tampoco perdí tanto, todavía me quedaba ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.