Instagram

miércoles, 20 de junio de 2012

La gente suele inventarse teorías, porcentajes y pruebas inexistentes para sentirse seguros, para tener algo a lo que aferrarse cuando el presente, el futuro y, quizás, el pasado, son inciertos.
Yo también soy humana, yo también he inventado historias para soportar el dolor. Cada noche antes de dormirme, imagino la vida que querría llevar, imagino ser quien quiero ser, intento que mis sueños vayan encaminados hacia eso. Sé que no tiene sentido, pero es la única forma que veo a seguir adelante fingiendo que todo va bien.
He imaginado su boca con la mía miles de veces. Le he imaginado despertándose en miles de amaneceres, y he imaginado cientos de mensajes suyos con un "Buenos días princesa, está de más decirte que he soñado  contigo, tienes que saber de sobra donde pasas todas las noches"
Me he imaginado abriendo los ojos y teniéndole a mi lado, mirándome, sonriéndome. 
Nos he imaginado a ambos, a él y a mí, corriendo por la playa, dejando nuestras huellas en la arena, juntas, imborrables de algún modo. 
E, imaginarlo a hecho más soportable aceptar que por muy cerca que estemos, nunca estaremos juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.