Instagram

sábado, 16 de junio de 2012

Gracias por estos 10 años

Debería empezar esto diciendo "Gracias", como hace todo el mundo, pero me suena muy repetitivo. Además, no es sólo gracias lo que tengo que decir. 
Y no es fácil, porque no sé por donde empezar, porque después de tantos años juntos creo que hay muchas cosas que debería resaltar.
Para empezar, está decir las cosas de las que ni nos acordamos casi, como los primeros años de clase. La única preocupación que teníamos era ser los primeros en la fila, lo único que nos importaba era que no nos pillasen jugando al escondite. Después empezamos a crecer sin ni siquiera darnos cuenta, y empezaron a llegar los primeros exámenes. Exámenes, que si ahora los leyésemos nos reiríamos de nosotros mismos por haber tenido miedo a una cosa que ahora parece tan fácil, pero que en aquel momento era un reto. Empezamos a aceptar que cada día que pasará iba a ser más duro, que hacerse mayor suponía aceptar responsabilidades. 
Pero no hablemos sólo de estudios. ¿Os acordáis de las excursiones? Yo lo hago. En concreto hay dos que no olvido. La primera, no me preguntéis a dónde fuimos, a qué hora salimos, ni cuántos años teníamos, porque eso no lo recuerdo, pero si que recuerdo que nos perdimos, que nos colamos en una casa, que salimos corriendo porque oímos que alguien entraba, que tuvimos miedo. Pero ahora lo pienso y me río, me río porque es gracioso que al crecer perdamos el miedo a unas cosas y se lo cojamos a otras. La segunda, son las Escuelas Viajeras. No olvidaré que subimos hasta la parte más alta de la Sagrada Familia, ni como nos dejamos los pulmones cantando el himno del Sevilla, ¡ni siquiera olvidaré que perdí la cartera!
Ahí se acabo una etapa de nuestra vida, y empezó otra, porque eso es la vida: etapas.
Y está etapa era totalmente distinta, porque ya no eramos niños. Nuestros padres ya no estaban todo el día encima nuestro, nuestros amigos de toda la vida empezaron a alejarse, todo empezó a cambiar.
Los problemas empezaron a ser otros. Y no voy a especificar porque cada uno es un mundo, la cosa es que empezamos a pensar más en "nosotros" como nosotros mismos que como grupo. 
Pero no creo que todo fuera malo, por muy egoístas que fuésemos o por muy mal que nos llevásemos, también tuvimos nuestros buenos momentos. 
Y tanto las cosas buenas como las malas me las llevo conmigo, porque unas nos han hecho reír, otras nos han hecho fuertes, pero todas ellas no han traído hasta aquí, hasta el momento de decirnos adiós. 
Por eso no quería empezar con un gracias, porque en realidad no es sólo gracias lo que tengo que decir.
Algunos de nosotros seguiremos juntos, pero a los demás, decir que no os voy a olvidar, formáis parte de mi pasado y sé que en algún momento también lo seréis de mi futuro, cuando me ponga a mirar viejas fotos o a recordar viejos momentos y se me caiga la lagrimilla.
Así que, sí, gracias por todos estos años, por darme tantas cosas de las que aprender y de las que echar de menos. Gracias por haber estado ahí 176 días al año, durante (para mí) 10 años. Gracias.
Que a pesar de todo, me ha gustado compartir tanto tiempo con vosotros.
En fin, que por favor, no cambiéis nunca.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.