Instagram

sábado, 19 de mayo de 2012

-¿Sabes cómo era yo antes de conocerte? Era un atajo para los tíos. Un lío de una noche. Un aquí te pillo, aquí te mato. ¿Y sabes qué? No me importaba serlo. No me importaba acostarme con uno cada noche y después no acordarme de su cara. Era fácil, no tener que plantearme si sentía algo más que un calentón. Pero entonces llegas tú, y me empiezas a hacer reír, porque dices que te gusta mi sonrisa. No me juzgas. Me miras como si fuese algo más que una puta, y eso me gusta, porque por un momento siento que alguien me valora. Haces que cuando estemos juntos se me olvide que mi pasado es más negro que el carbón, que mi presente es una mierda, que nadie me ha querido y que yo nunca he sido capaz de querer a nadie, ni siquiera a mi misma. Cuando estoy contigo no me siento tan sola. Una vez dijiste que debía soltar al pasado, no aferrarme a él, para poder agarrar mi futuro. Pues eso quiero hacer, agarrar mi futuro, contigo. Porque no me lo imagino con ningún otro, porque me gusta como eres, y me gusta como me haces ser. 
Quiero ser así siempre, pero es una parte de mí que sólo me sale contigo. Y muchas veces me da por pensar que quizá, hayas venido a salvarme.
Sé que es muy egoísta, y que no puedo atarte a mí para no perderte, pero te necesito.
-¿Sabes qué era yo antes de conocerte? Nada. No era nada. No era nadie. Y entonces apareciste tú, y me empezaste a llevar por el mal camino. Me empezaste a enseñar que no todas las calles llevan a Roma, que el día no tiene porque acabar con la noche, que los puñetazos duelen más en la mandíbula, que da igual si hablan mal de ti, que lo que importa es que hablen... Tan pronto como te conocí, supe que serías alguien importante en mi vida. Pero nunca me imaginé que fuese tanto, que llegarías a ser todo lo que necesito. Te quiero. 
Tumblr_m1vqqgffa61r7qtkso1_500_large

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.