Instagram

martes, 1 de mayo de 2012


Lo mejor, o peor, o más gracioso de estar enamorado, es que nunca sabes explicar por qué.
Sabes decir "me pone" o "me lo tiraba" cuando alguien despierta en ti un hambre voraz, carnal, un impulso por lanzarte a su cuello y dejarle sin respiración.
Pero no es así cuando te enamoras. No sabes explicar, o encontrar una palabra que pueda dar a entender como esa persona, esa única persona, puede dar un giro a tu mundo y de repente hacerlo suyo.
Porque ya no es sólo el querer poseerlo una noche, es querer hacerlo todas.
Ya no es sólo el quererlo, es necesitarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.