Instagram

sábado, 14 de abril de 2012

Naces para morir, y mueres para seguir viviendo.

"Estamos aquí reunidos para honrar la memoria de..." es un tópico que todos oímos, por desgracia, más de una vez en nuestra vida, y resulta que la única vez que no lo oímos, es cuando lo hacen en nuestro honor.
No tiene gracia, en realidad no es ningún chiste. La muerte se burla de nosotros, nos trata como peones de ajedrez.
¿Para qué nacer, si vamos a acabar muertos? ¿Para qué vivir una vida, da por hecho que llena de nudos y borrascas, si al final da igual lo mucho que hayas ganado o lo diferente que hayas sido, si acabarás en el mismo sitio en que todos han acabado?
La respuesta es clave. Porque algunos preferirían no responder, y otros responderían sin pensar. 
Para mí, nacer para morir es el quid de la vida. Pero no es sólo eso. Todo lo que haces se queda grabado en  un pedacito de la memoria  de quienes coinciden en nuestro rumbo a la muerte.
Las cosas buenas, las mejores, las malas, las peores, las que no se pueden contar,... todo lo que vivimos, alguien nunca podrá olvidarlo. Alguien más que nosotros mismos.
Los recuerdos que dejamos por el mundo son lo que nos mantienen vivos cuando morimos.
Por eso, para mí, nacemos para morir, y cuando morimos lo hacemos para seguir viviendo.
En la memoria de todas las personas a las que hemos marcado.





18.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.