Instagram

lunes, 27 de febrero de 2012

Cambiar por los demás es mentirte a ti mismo


Nos escondemos de quien realmente somos, y lo hacemos porque estamos tan asustados de que nos juzguen por quien somos que preferimos que tomen una idea diferente de nosotros. Nos dibujamos lo que queremos que vean de nosotros con kilos de pintura y ponemos cuidado en que no quede ni un resquicio de quien fuimos. Y quien somos.
Pero entonces empieza a llover y todas las montañas de arena que hicimos de cada problema se desvanecen, todas las máscaras se mojan, todo se deteriora. Las fachadas se limpian. De mentiras, de cicatrices, de recuerdos dolorosos y de recuerdos ausentes.
Y la lluvia acaba mezclándose con las lágrimas de los que aprenden que todo lo que queda de nosotros cuando nos vamos es quien somos, no quien pretendemos ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.