Instagram

miércoles, 21 de diciembre de 2011

¿Cuántas Sophias crees que habrá en este planeta? No esperes cincuenta años como he hecho yo. Ve, ve, ve.

"Y y si son tres letras que en sí mismas no suponen ninguna amenaza, pero que si las juntamos pueden atormentarnos el resto de nuestra vida. Y si, y si, y si,... No sé como terminaría su historia, pero si que sintió un gran amor, porque nunca es demasiado tarde. Si entonces fue grande, ¿por qué no iba a serlo ahora? Sólo le falta valor para seguir a su corazón. No sé que se siente al amar como Julieta, un amor por el que se abandona a los seres queridos, un amor por el que se cruzan océanos, pero quisiera creer que si alguna vez lo siento, tendré el valor de aprovecharlo."


-Sophia, Sophia,...¡Cómo no! Un balcón. ¿Por qué te has ido de la fiesta?
-Tengo que irme
-¿Por qué?
-Porque esto es muy doloroso. Debí darme cuenta antes, pero no lo hice, o tal vez no pude. Victor y yo ya no estamos juntos. Y he vuelto con la esperanza de que...
-Espera, ¿no estás prometida?
-No. Pero es muy tarde, demasiado quizá. Aunque ya no importa, porque, en realidad... Te quiero. No puedo creer que lo haya dicho, pero es verdad, te quiero. Y eso no ha de tener importancia para ti, porque estás con Patricia.
-¿Patricia?
-Y creo que deberías volver junto a ella.
-¡Patricia es mi prima!
-Eh ah... ¿y eso es legal?
-No, oh, no, oh, nonononono, déjame que te lo explique. Creo que he sido un estúpido. Hay dos Patricias. Mi prima, la que está aquí, y la otra, que ya está olvidada. Pero lo más importante es que sólo hay una Sophia. Bueno, ¿vas a bajar o subo yo?
-Espera, Charlie, no, ¿qué vas a hacer? Charlie, ten cuidado.
-Por favor, escúchame con mucha, mucha atención. Vivo en Londres, una hermosa cuidad llena de vida y de recuerdos en la que me encanta vivir, y tú vives en Nueva York, una ciudad sobrevalorada.
-¿Qué has dicho?
-Es una broma. Pero ya que el Atlántico es algo grande para cruzarlo diariamente a nado, en barco o volando, te sugiero echarlo a suertes.
-¿Qué quieres decir?
-Y si eso es inaceptable, abandonar Londres será un placer siempre que tú me estés esperando en la otra orilla. Porque la verdad es, Sophia, que estoy loca, profunda, sincera y apasionadamente enamorado de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.