Instagram

viernes, 11 de noviembre de 2011

Y necesitar un poco más de él a cada momento

 

Cerrar los ojos y pensar en su sonrisa, o en su voz, o en como se mueve cuando escucha su canción favorita. Olvidar por un momento que os separan grandes diferencias, que nunca podréis estar juntos, que sería demasiado difícil, por no decir directamente imposible. Es como convertir tu historia en el cuento de la Cenicienta, pero con matices diferentes, porque tu fiesta no acabo a medianoche, volviste con los dos zapatos de la mano y el príncipe nunca salio a buscarte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.