Instagram

domingo, 23 de octubre de 2011

Siempre que tú me lo pidas

Fue Caperucita la que buscó al lobo, y fue Blancanieves la que mordió la manzana. Todos nos equivocamos, todos jugamos alguna vez en el bando equivocado. Los prototipos de perfección son perfectamente imperfectos.
Aquí estoy, exhalando humo desde los pulmones y admirando las calles iluminadas por las estrellas. Por una puta vez se ven todas ahí arriba, por una puta vez se ven a todas las personas que un día se marcharon sin despedirse, y que siguen teniendo una cuenta pendiente con nuestras lágrimas. Quizá nos esperen, quizá sólo cuiden de nosotros, que más da, están ahí y después de tanto tiempo no nos han abandonado.
Consumo las últimas cenizas de esa pequeña tranquilidad que da dar cuatro caladas antes de ver el Sol, y vuelvo  dentro, a la casa, a la cama, a tu lado.
Y te miró, con los ojos con los que te miré la primera vez, y veo como duermes, como después de tanto y tan poco, te han devuelto los sueños que un día te arrancaron. Y vuelves a sonreír, como lo hacías cuando me contabas chistes sin gracia. Y tú sabías que no tenían gracia, pero aún así decías que lo más absurdo es lo que más se recuerda, y que lo nuestro no podía ser más absurdo y sin sentido, y más importante para ti.
Porque, mira que lo hemos pasado mal. Mira lo que he llorado y he maldecido tu nombre. Y mira los kilómetros de carretera que has recorrido para acabar discutiendo. Y la de agua que hemos tragado, normal que no fuésemos capaces de tragarnos el orgullo tantas y tantas veces.
Pero a pesar de todo, te necesito. No es deseo, es necesidad.
Sigo sin poder prometerte que seremos felices, pero te aseguro que cada amanecer lo pasaré contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.