Instagram

viernes, 28 de octubre de 2011

If you've ever loved somebody, put your hands up

Pienso en ti, pienso en mí y no dejo de preguntarme si fue un sueño, y si en algún momento dejo de serlo.
Quizá nos equivocamos y bailamos la canción equivocada, grabamos nuestros nombres en el árbol equivocado, dijimos las palabras equivocadas.
Pero duele demasiado. Y no es como cuando sueñas caer desde un precipicio y despertarte con el corazón acelerado. Más bien es como caer desde un precipicio, y notar que te faltan los latidos, que algo va mal, pero las cosas van demasiado rápido y no te da tiempo a ver que es, y cuando menos los esperas, la gravedad te ha vencido.
Y supongo que no es nuevo, que a todos nos ha faltado el aire y nos han sobrado las razones para querer parar el tiempo, y que todos hemos sentido vergüenza  por querer tanto a alguien de convertirlo en el centro de nuestro universo y de sentir que nada puede salvarte, excepto el hecho de cambiar de universo cada vez que está contigo.
Vergüenza por desear lo malo, lo peor, sólo por tener lo bueno de vuelta también.
Vergüenza por ser uno más de los locos enamorados que andan por el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.