Instagram

viernes, 9 de septiembre de 2011

-Vamos a ver si te he entendido. ¿Quieres decir que ya no te importa? ¿Qué te da igual que se vaya con ese mamonazo?
-Sabes perfectamente que no me da igual, pero no puedo hacer nada contra lo que siente, y eso es lo que ella quiere, tendré que aceptar que he perdido.
-Retirarse es peor que perder. Maldita sea sólo eres un puto cobarde. No te la mereces, no te mereces nada. Cualquiera estaría mejor sólo que con alguien que se pasa los días tirado en su cama con las persianas bajadas´haciendo nada, porque tiene miedo de ganar algo. ¡Cobarde! ¡gallina!
-Puede que en realidad sea más valiente de lo que me estás haciendo aparentar. Puede que sea tan valiente como para asumir que esta batalla la he perdido, pero que la guerra es muy larga. Ella le quiere, tú lo has dicho, ella quiere a un mamón que sólo la hará daño. O no. Quizás él también la quiera y el amor que le inspira sea capaz de cambiarlo, y sino es así, yo estaré al pie del cañón para abrir fuego contra él por haberla hecho daño. Y puede que entonces ella tampoco se enamoré de mí, es más, seguramente no lo hará porque somos demasiado opuestos, pero quizá sea tan cobarde, o tan valiente, de poder vivir sólo con la seguridad de que será feliz.
Y puede que no me importe ser tan valiente, o tan cobarde, de vivir mirando las cicatrices de lo que no fue y yo quise que fuese, todos los días, condenando su ausencia y su silencio interminable.
Puede que sea tan cobarde como para echarle cojones de aprender a vivir echándola de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.