Instagram

jueves, 22 de septiembre de 2011

Spin up, spin down.

En una carrera dan igual cuantos kilómetros tengas que recorrer, puedes aguantar. Lo que cansa no es el tiempo, ni el espacio, son los cambios de intensidad, el acelerar de repente y después darte cuenta de que no puedes aguantar esa velocidad constantemente.
La vida es como una carrera. A veces aceleras, vas a toda ostia, tanto que adelantas a todos y crees que nadie puede alcanzarte, que estás tan llena de energía que podrías provocar un nuevo big bang.
Y entonces, notas como se te agarrotan los músculos, empiezan a tirar, el camino que antes estaba tan claro, empieza a emborronarse y tú paras, quien sabe si por el miedo a tropezar o por el miedo a no hacerlo.
No estoy muy segura, pero creo que es eso, el estar tan arriba y de repente caer de cabeza, lo que hace que la fuerza de las personas merme, se consuma tan rápido como la llama de una cerilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.