Instagram

jueves, 1 de septiembre de 2011

"Si tuviera una oportunidad, sólo una, para demostrarte lo que significas para mí, te diría que las palabras ya están demasiado usadas y que yo no quiero ser como el resto, limitándose a ponerse de rodillas y a susurrar un "te amo, eres todo para mí". No, yo no quiero hablar. Prefiero que los silencios hablen y te cuenten que anoche volví a soñar que te abrazaba, y no me hacía falta más para querer seguir durmiendo.
Sí, en silencio te murmuraría que me mirarás a los ojos y que comprobarás que no mentía, que sólo ansío verte sonreír una y otra vez, y que cuando te cueste ser feliz, yo este allí contigo y te haga ver que tienes tanto que te sobra todo, porque eres tan perfecta que cualquiera pagaría por ser como tú. Te contaría mi secreto peor guardado: que quiero morir escuchando tu risa. 
Sí, tu risa, mi droga, la sobredosis que me hará morir, y una vez en el cielo, darme cuenta de que no ha habido vida mejor que la que ha sido contigo.
Y cada noche apagaría las luces escuchando tu respiración, intentaría colarme en tus sueños, para ver si es verdad que cuando te acuerdas de alguien es porque está pensando en ti.
Pero además quiero que sepas, mi princesa, que por ti moriría cien veces, y sufriría mil angustias más, porque me vale la pena llorar si es por ti. 
Contigo todo es mejor, porque aunque tengo el defecto más grande en el corazón, atrofiado por los vaivenes de la vida, hablar contigo calma mi alma y cicatriza heridas más rápido.
Porque, querida princesa, no hay día que no me pregunté porque soy tan feliz y no miré tu fotografía. Y acto seguido me sienta culpable por no poder darte una vida de lujos, y sólo poder ofrecerte un  corazón del que tendrás que cuidar más que de el tuyo.
Pero siéndote sincero, esa es la razón de que quiera pasar el resto de mi vida contigo, porque sé que aunque no pueda llenarte de joyas y grandes posesiones, puedo hacerte feliz.  Ahora supongo que es decisión tuya darme una oportunidad para demostrarte que mis silencios por ti son sinceros. ¿Qué me dices, princesa?"

Sólo tú eres dueña de mi destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.