Instagram

martes, 27 de septiembre de 2011

Pequeño, que aquí dentro vas a estar siempre.

-Te he estado buscando toda la tarde. ¿Se puede saber que has andando haciendo? 
-¿No te parece increíble la forma en la que alguien puede destrozarnos el corazón y nosotros podemos seguir amándolo con cada trocito? 
-¿Llevas toda la tarde pensando en eso?
-No sólo en eso, en todo. En como alguien puede pasar de un día a otra de ser nada a ser todo, pero nunca a la inversa. En como nos alteramos y perdemos el control cuando en realidad no pasa nada que no tenga solución y en cambio, cuando tenemos que reaccionar, nuestro 100% se bloquea. En como duele contestar una llamada después de un mal presentimiento. En como algo tan pequeño puede llegar a significar tanto. 
He pensado en lo injusta que es la vida. Los malvados viven hasta el último segundo, y los más inocentes no llegan a respirar. He pensado en como, en un instante, una vida se va a piqué, y a su alrededor, todo sufre el mismo efecto dominó.
-Te entiendo. No, bueno, en realidad no te entiendo. Yo tampoco entiendo como la vida puede ser tan perra con algunos. No lo entiendo y no puedo explicártelo. Pero puedo asegurarte que conmigo la vida no es mejor. Parece que siempre la toma conmigo. Pero me he dado cuenta de  que no va a cambiar por mucho que lloré. Lo único que conseguiré es que sea todavía peor, y no puedo salir corriendo siempre que las cosas vayan mal, que será el 95% de las veces, porque me pasaría la vida huyendo. Así que, hace ya tiempo que decidí por mí misma que lucharía. Y lo haré por ellos, por honrar la memoria de todos esos que no han tenido la oportunidad que yo tengo. Porque, ¿notas esto debajo de mi pecho? Se llama corazón y es lo que me da fuerza, lo que cuando pienso en echarme sobre el suelo y no levantarme jamás, me recuerda que el corazón es mío, pero lo de dentro es de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.