Instagram

miércoles, 1 de junio de 2011

¿Cuál es mi opinión? Bueno, eso ya es irrelevante.


Puede que llegue el día en que te des cuenta de hasta donde te han llevado tus actos, hasta el punto de no ver más allá de tus narices. De como tu actitud de niña tonta que cree poder controlarlo todo, mando a la mierda a tanta, tanta gente que te apreciaba. Gente a la que necesitabas.
Y hizo daño. Mucho daño. A ti misma, a la gente que querías y a la que te quería, a los que sólo te apreciaban, e incluso sólo a los que te rodeaban.
¿Cuál es mi opinión? Bueno, eso ya carece de importancia. Conozco mi propio sufrimiento y lo acepto. Todo tiene consecuencias, y estas son las mías. 
Pero no puedo comparar lo que estoy empezando a sentir, ahora que empiezo a ver lo que estoy arrastrando con mi dolor. Las cadenas de la decepción, que pesan, que ahogan. Decepción conmigo misma, decepción por los demás, por no poder ser quien ansiaba ser, y ser a la vez quien la gente quería que fuese, por no poder dar todo de mí y seguir siendo feliz. Entiendo que nadie pueda ser perfecto, pero yo me esforcé por serlo, y ahora estoy aquí.
En cada taba de mis cadenas está escrito el nombre de las personas que más quiero y que más he querido. 
Desde aquí quiero pedirlas perdón. Sé que soy un bache en sus vidas, y no les permito negármelo, porque soy un gran bache en mi propia vida.
Ojala pudiera coger un corrector para borrarme de vuestras vidas, y borrar todo lo que os estoy haciendo. Lo borraría todo, todo lo que tiene que ver conmigo. Borraría toda mi existencia.
Sí, eso es lo que quiero, borrarme y ser sólo una pesadilla en las noches de escalofríos.

Lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.