Instagram

sábado, 28 de mayo de 2011

Hasta otra


Me ves, durante los últimos instantes de mi vida como alguien a quien le importabas. Nos separa un metro de distancia. Salvable, fácil de cruzar para decirnos que todo fue un error y que podemos volver a intentarlo. 
Nunca lo hicimos, nunca ninguno de los dos se tragó su orgullo y se atrevió a saltar, a matar las distancias. Y seguramente sería así como la distancia fue haciéndose cada vez más grande, más insalvable. 
Empezamos pegados, mano con mano, cara a cara. Después tú empezaste a mirar a una calle, y yo a la paralela. Caminamos así como dos extraños, cerca, pero lejos.
Y así cada día estábamos más y más lejos, aunque no lo pareciera, aunque tú ni siquiera te percatarás de que la ventana de mi habitación ya no estaba abierta por las noches. Ya no te esperaba, ya no quería esperarte.

Ahora, discúlpame, mientras me fumo la chusta del último cigarrillo que tengo. En esta calada me trago todas las cosas que voy a echarte de menos. Después tiraré la cajetilla vacía, abarrotada de todas las cosas que me gustaba decirte cuando me oías sin que tuviese que gritarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.