Instagram

martes, 3 de mayo de 2011

El mundo está loco, pero tiene sus momentos


Dije, dijiste, dijo, dijimos, para no decir nada y acabar en silencio. No podemos quejarnos, todas las cosas acaban así, con un punto y final que lo cierra todo de golpe, como las persianas antes de las diez. 
Que curiosa es la vida, ¿no?. Hasta las historias más largas e interminables se acaban de la misma forma, hasta las que acaban con finales felices y tienen las palabras "para siempre" entre sus líneas. 
Te levantas un día, y empiezas a hacer cuentas con el día a día. Mira, te debe un momento de reflexión, dos de éxtasis y setecientos de cariño. Que mal repartido está el mundo, que ni sabe organizarse. Y mira si estará mal, que siempre se lleva a los mejores.
Definitivamente, este mundo está loco.
Pero tiene sus momentos. 
Quizá el que esté tan jodídamente chalado, es lo que haga que su historia no tenga punto final, no sé, espero estar aquí para verlo, aunque parezca una locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.