Instagram

miércoles, 25 de mayo de 2011

cada palabra se marca como el hierro a fuego

Lo cierto es que en estos momentos preferiría ser cualquier otra persona. Preferiría ser una nativa en el culo del mundo, vivir apartada de este puto mundo, lejos de todos mis complejos. 
Sí, yo también quiero poder elegir no tener complejos, pero hay cosas imposibles. 
Me gustaría recordar como era esa tontería de sonreír por las mañanas, pero, ¿de que me serviría? Ya no tengo razones por las que sonreír por la mañana, cada día es peor.
Me gustaría, simplemente, poder mirarme al espejo y sostenerme la mirada, durante unos segundos, poder reconocer mis ojos, mis labios, la forma de mi cara, y sobre todo, de mi cuerpo. 
Me gustaría poder llevar la vida que llevaba antes, disfrutando de cada momento, porque me importaba que pudiera ser el último. Últimamente ya me cansa apurar cada uno esperando que después no venga ninguno.
Me gustaría estar en cualquier lugar, menos en este. Creo que nunca fui lo excesivamente mala persona como para merecer esto, así que supongo que es mala suerte lo de que me toque llorar todas las noches a mí.
Seamos realistas, ahora mismo, lo que me gustaría es estar muerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.