Instagram

domingo, 1 de mayo de 2011

Ahora entiendo un poco mejor a Peter.

Hace años me enseñaron que caer no es de débiles y que levantarse no es de valientes.
Todos tropezamos, es más, todos repetimos nuestras caídas una y otra vez hasta que aprendemos que el fallo esta en mirar demasiado al cielo.
Todos nos hemos -o nos han- limpiado el polvo de las rodillas alguna vez, y todos hemos seguido andando, y no por eso tenemos la palabra valiente escrita en la frente.
Desde el punto de vista de esta pequeña ignorante, el valor se pierde con los años.
El valor es un trazo más de la inocencia.
Sí, porque cuando ignoras lo que hay detrás de una puerta, te limitas a quedarte mirandola, divagando que podría pasar si cruzaras el limite de la habitación. Pero nunca lo cruzas.
Sin embargo, la inocencia te lleva a desconocer el miedo. No te paras a pensar que dirán de ti por seguir caminando en la dirección errónea. No conoces direcciones, sólo andas hacia delante, sin mirar si alguien te sigue.

Ser pequeño significa no conocer el orgullo, las mentiras, la crítica social,... la realidad, simplificando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.