Instagram

jueves, 28 de abril de 2011

No sé que me da más miedo, creerte o inventarme mi propia mentira

Una vez te sentaste a mi lado y me dijiste que pasara lo que pasara, y estuvieras donde estuvieras, vendrías corriendo cuando las cosas se torcieran hasta el punto de oir como empezaban a romperse.
Decidí creerte, me hacía gracia la idea de que aparecieras como una sombra entre el polvo y las cenizas de lo que se estaba derrumbado y me llevaras contigo.
Pero el tiempo fue pasando, fui viendo como todo se caía, buscando en el horizonte el sonido de alguien que corre, pero sólo conseguía oir gritos, llantos y maldiciones. 
Comprendí que tú no ibas a venir, que era demasiado improbable y que era de tontas haberte creido. Sin duda, el papel me quedaba de vicio.
Le di la espalda a lo que había y cerré los ojos fuerte, muy fuerte, hasta que fui consciente de que todo lo que había visto y oído era fruto de mi imaginación, porque al abrir los ojos todo estaba igual, excepto yo.

1 comentario:

  1. Me encanta tu blog, sobre todo esta entrada. Pero qué digo, todas tus entradas ! Jaja
    Si quieres pásate por el mio y héchale un vistazo;)
    http://anitacobas.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.