Instagram

miércoles, 13 de abril de 2011

Esto es la vida real

Supongo que es cierto, que todo lo que alguna vez califique como chorrada era lo que un día me tocaría vivir en mi propia piel. Que tonta debía de parecer escuchando detrás de las puertas las canciones de amor que sonaban a dos voces. Una en la radio y otro en el corazón de una persona que guardaba su trocito de partitura para hacer de ella un recuerdo.
Que inocente debía de parecer cuando ponía cara de no entender que pasaba, aunque ciertamente no me hiciera a la idea. 
Que diferente resulta el ayer, cuando el amor no duraba ni dos horas y siempre había finales felices. Que bien sentaba imaginarme alguna vez como la chica por la que había alguien dispuesto a recorrer miles de kilómetros en menos de media hora.
Pero supongo que eso sólo era una representación de lo ideal, de las cosas más pegajosas que tiene enamorarse. Pero cuando te enamoras, no te enamoras de una persona sólo por sus cosas buenas, también lo haces de sus defectos, de su mania de no mirarte, de la goma de su calzoncillo, de su camiseta favorita, de su lunar en el pecho, de la comisura de su sonrisa y de su facilidad de hacerte olvidar que no estás en una película de dos horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.