Instagram

lunes, 7 de marzo de 2011

Si me buscas, estaré donde estén ellas.


Les voy a contar una historia. La historia de cinco chicas que iban dando el cante por la calle, haciendo a la gente girarse cuando ellas pasaban, gritando a coro un "no queremos ser como los demás".
Y es cierto, no quieren ser como los demás, y aunque lo quisieran, no podrían.
Ellas son únicas.
Sí, sí que lo son. Porque nadie se recorre media ciudad corriendo para ir a casa de otra a vestirse, pintarse, peinarse y,. como no, hacerse una sesión de fotos interminable. Porque nadie abre las puertas de su casa a siete locas que se meten las siete en un baño enano y lo más suave que se dicen es "yo también te quiero puta".
Porque nadie es tan demente como para coger unas tijeras y empezar a cortarle la camiseta a otra dejandola un agujero que la hace parecerse a superman. O peor, nadie coge unas tijeras y se pone a cortarse el flequillo "a lo punki" sólo para dos días. Ni se plancha el pelo para luego rizarselo.
Oh, y cinco personas no se meten en una bañera en la que no caben sólo para hacerse fotos "wildfox" de las que lo único que salen son caídas, risas, caras poco fotogénicas y ropas mojadas por el descuido de encender el agua. 
Ni salen a la calle cantando a 80 decibelios, desafinando y saltando unas encima de otras.
No, esto no lo hacen las personas normales.Pero es que ellas no son normales.
Ellas son las mejores amigas que existen. Ellas son mis mejores amigas.
Y me siento afortunada por formar parte de ese grupo de ocho que me saca tantas sonrisas, tantos disgustos y tantas chorradas. 
Está decidido. Somos ocho. Ni una menos ni una más. Y no será muy difícil encontrarnos, sólo que tienes que escuchar la risa atronadora de ocho para identificarnos.
Lo sois todo; ni se os ocurra dudarlo.
Shulas,hasta el fin.

1 comentario:

  1. Buenas^^! Me paso para avisarte de que he colgado otro capitulo en mi blog, pasate si te apetece leerlo <3! Un besazo :DD

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.