Instagram

miércoles, 23 de marzo de 2011

No iba a alcanzar la luna sin al menos arañarla

Está bien ver el humo de tu cigarrillo intentando volar tan alto como las estrellas, me recuerda que hay cosas que nunca serán posibles, pero que si no las intentas, siempre serán imposibles. 
Y no me gusta decir "imposible" cuando estoy contigo. Será que tu eras lo más imposible que podía llegar a imaginar o que contigo me siento capaz de todo. 
Lo admito, nunca me había sentido así.
Era como si mi vida no fuera más que una botella vacía a la que le faltaban los litros de alcohol, el estímulo de la adrenalina y la ceniza de un par de cigarros. Algo inútil por no tener nada dentro.
Empezastes a hablarme, a reirte de mis virtudes y a animarme por mis defectos, y el vacío empezó a llenarse. Ahora ya no soy sólo una parte de la botella, somos la vida entera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.