Instagram

miércoles, 2 de marzo de 2011

Creo que ha llegado el momento de plantearnos quienes somos

Hoy he visto una foto mia de hace un año. Lo que he sentido no es añoranza. No, no hecho de menos ese año de mi vida, prefiero olvidarlo, dejarlo en una mala pesadilla. He sentido rabia, ganas de echarme a llorar, de gritarme gilipollas,... de todo menos de seguir mirando esa foto.
Al principio me he preguntado ¿esa era yo? Sí, lo era. Y dicen que el pasado no deja de ser eso, el pasado, algo que sucedio, que no puedes cambiar, pero que marco tu vida. Sí, es así, mi pasado me marco porque mi pasado sigue estando en mi presente.
Mi pasado sigue reflejándose en mi espejo cada mañana, y eso es lo que más me duele.
Creo que ya no sé quien soy. Antes estaba segura de que quería, de que sentía, de cuales eran mis sueños. Ahora estoy perdida. No es que haya cambiado, es que me he convertido en otra persona.
Y por una parte está bien, porque aunque siga negandome a sonreir delante de una cámara o a peinarme delante de un espejo, algún día reuniré el valor necesario para abrir minimamente el ojo y ver mi reflejo y decirme: Sí, está sí que eres tú.
 Pero por el momento, sólo tengo fuerzas para tumbarme en el suelo, arrepintiendome de todo lo que he hecho, y de todo lo que pienso hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.