Instagram

miércoles, 16 de marzo de 2011

Camino hacia el mañana

¿Cómo olvidas a alguien que ha escrito un pedazo de su vida en la otra cara de la misma hoja que tú?
No puedes deshacerte de esa cara porque si pierdes su pedazo de historia, pierdes también un pedazo de tu pasado.
Y quién sabe si cada letra, cada palabra, es un código que esconde secretos inconfesables, pero a la vez inolvidables, que explican porque ahora eres quien eres. Recuerdos que no permitiras perder por el camino tan fácilmente como si tuvieras agujeros en los bolsillos.
Quemar un recuerdo no siempre es fácil, básicamente porque es imposible.
Siempre quedarán partículas que te abrasarán la piel y cenizas que te cegaran.
Y lo más fácil siempre será asumir que el pasado es algo irremediable y que está ahí aunque no queramos verlo. Pero que aunque tenga sus cosas malas, es nuestro pasado y nos ha hecho fuertes, nos ha hecho conocer el tercer lado de la moneda y nos ha hecho darnos cuenta de porque es por lo que lucharemos mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.