Instagram

jueves, 17 de febrero de 2011

Si algo he aprendido de los sueños es que se rompen más fácil que la porcelana. Se desquebrajan en mil pedazos que luego es muy difícil volver a juntar, porque todas las piezas se han escondido bajo una nube de miedo. 
Y lo peor es que cuando un sueño se cae, los demás empieza a temblar. 
Pero si sólo miramos la cara oscura de la moneda, todo será negro. Si algo he aprendido de los sueños es que querer no es poder. Querer es luchar. Es barrer los pedazos de una ilusión y reorganizarlos hasta dejarla perfecta, y agarrarla de nuevo, con más fuerza, y tirar pa alante

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.