Instagram

jueves, 24 de febrero de 2011

No me queda nada que perder

Carreras para ver quien puede más. Medias echas girones, rotas a trompicones, simulando una batalla entre el todo y la nada. El maquillaje difuminado por el: "ya queda menos", luchando por sobrevivir un minuto más entre una selva de lágrimas. Dolor hasta en las pentañas, la punta del orgullo desbordando de rabia. Jodiendose los pulmones con el humo de su único consuelo, distrayendo a la soledad con una manta de superficialidad. Y todo por un puto: "te echo de menos" que no llego a escuchar, que nadie la llego a demostrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.