Instagram

domingo, 13 de febrero de 2011

Hasta llegar a arañar los huesos

Supongo que nos ha pasado a todos, que cierto día de levantas y todo te sale mal y esa órbita de pesimismo te acompaña durante días. Tienes la moral por los suelos. No, aún más abajo. Pierdes la mierda de autoestima que tenías, y sólo piensas en lo inutil que eres, en lo poco que vales y en lo bien que estaría el mundo sin ti.
Y te encierras en tu habitación, superando los 80 decibelios de la radio, para que nadie oiga como te desgarras la voz entre canción y canción. 
Al cabo de unos días parece que recuperas una brinza de ánimo, pero es otro pedacito de cristal que se cae al vacío.
Y poco a poco, tu vida se va quedando sin superficie en la que reflejarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.