Instagram

jueves, 3 de febrero de 2011

Escondamos cicatrices

La verdad es siempre la misma.
Me dedico a tapar cicatrices con una camiseta dos tallas más grandes, y unos pantalones de la 34.
Línea de ojos negra, que sea gruesa por favor, y luego añadele más sombra negra para que nadie vea que he llorado.
Colorete natural, de tantos golpes que me da la vida.
Color natural, estilo salvaje. Mójate la melena y sacúdete, como una leona. Que todos piensen que eres una fiera y que puedes morder, arañar o comértelos.
Son sólo recursos para salir a la calle con la mirada al frente, y que la gente se gire y se pregunte:
"¿Quién es esa chica?" Son sólo remedios para maquillar cicatrices que muchas veces son invisibles, pero siguen doliendo y sigue siendo difícil esconderlas.
Estaban ahí cuando llegastes a mi vida, están ahora que has hecho de mi vida algo tuyo, y estarán el día que se me olvide taparlas. Pero todo es más fácil cuando pones tu mano sobre ellas, y las guardas como si fueran tu secreto.


-Me duele mucho el pecho.
-Eso es que te han roto el corazón. Ven, yo te lo arreglo.

1 comentario:

  1. Me encanta tu blog y como escribes
    Te sigo
    Precioso el título
    Un beso

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.