Instagram

domingo, 13 de febrero de 2011

Demasiado desafío, yo no puedo ser tan fuerte

Es parecida a la sensación que tienes cuando te das cuenta de que no puedes caerte, porque hace ya mucho que has caído. Pesa más el sentimiento de ignorancia que el alivio. Como cuando te comes el tarro intentando hallar la ecuación que deshaga tus miedos, y cuando ya no puedes más y vas a dar por perdida otra batalla, ves que la solución estaba ahí desde el principio.
Y piensas: "hay que joderse". Pues sí, porque eso es la vida, ostia tras ostia, hasta que descubres en que parte duelen menos los golpes.
No sé vosotros, pero yo prefiero un cuerpo abarrotado de moratones que que se me nuble la vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.