Instagram

sábado, 19 de febrero de 2011

Cuando piensas en lo que es realmente imprenscindible, su foto te golpea la cara

Hacía mucho que no escribia cosas de estas, pero nunca es tarde para empezar de nuevo.
¿Sabeis esa sensación que tienes cuando las cosas van bien, demasiado bien para no dudar de si es real?
Lo suelen llamar felicidad. Yo lo llamo shulas.
Seis letras que lo significan todo.
Ocho personas que lo son todo.
Y pensar que todo empezo de la nada. De las risas, bromas, piques y estúpideces de ocho chicas que tenían pocas cosas que hacer y mucho tiempo libre. Joder, qué irónica es a veces la vida.
En un momento pasa de no tener nada a tener tu vida delante de tus ojos. Y te ries con ella.
El gracias suena muy transparente y no es suficiente. 
Un gracias no vale. 
Porque lo que vosotras habeis hecho por mí, es demasiado grande para solucionarlo con siete letras.
Es una deuda. Os debo días de felicidad, jarras de extasis y cigarros de sufiencia. 
Os debo mi vida y el hecho de que todavia tenga una razón para sonreir.
Reitero; es una deuda. Una deuda de amistad.
Shulas, mi todo hasta los restos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.