Instagram

sábado, 29 de enero de 2011

Una parte de ti es más mía que tuya.


Son esos pequeños secretos que sólo yo sé porque soy a la única a la que se los has confesado los que hacen que te conozco como nadie, y los que hacen que cada día quiera saber un poco más de ti. Porque me gusta impregnarme de esa mirada que es mía, sólo mía y que me hace dar más vueltas que las que da la tierra. Y no puedo olvidarme de esa sonrisa, que es más larga que la muralla de Berlín.
Tú no lo sabes, porque nunca me atrevo a confesártelo, pero cuando me agarras entre tus brazos, me siento como si fuera una princesa en un castillo rodeado de soldados.
Eres tú. Porque si fuera otro el que me dijera que me quiere, sus palabras no sonarían a canción de medianoche, y no sentiría ese impulso de saltar sobre él y comérmelo a besos.
Eres tú. Lo sé porque por la noches sólo duermo porque sé que allí te veré de nuevo.
Cuando estoy contigo, todos mis miedos salen corriendo. Tu los espantas, les dices que allí no pintan nada, que ese momento en nuestro, tuyo y mio, y ellos están de más. Y entonces se van, convirtiendo algo perfecto en improbablemente posible.
Puede que aún no te hayas dado cuenta, pero me haces feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.