Instagram

viernes, 28 de enero de 2011

Son los que se dedican a romperle la boca al tiempo los que se llevan el premio a la felicidad. Porque es la cosa esa de vivir sin reglas, disfrutando de cada minuto sin pensar en que pasara 60 segundos después.
Cuando el tiempo te impone unos esquemas que debes seguir cuadriculado, tropiezas con la aburrida rutina que se repite día tras día. ¿Pero a quién coño le gusta seguir las reglas como un soldado?
Es por eso, que los que se dedican a romperle la boca al tiempo, son siempre más felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.