Instagram

miércoles, 12 de enero de 2011

Lo tengo claro. No me voy a morder la lengua siempre, mientras tú sigues actuando como que todo está de puta madre. Sinceramente, nunca nada estuvo bien.
Tú sonreías cuando yo quería llorar. Yo gritaba cuando tu me abrazabas con una copa de más.
Nunca estuvimos bien. Así que yo no soy de esas que pueden decir:"No sé donde se torció la cosa, ni quien se equivocó".Porque lo que yo no sé, es cuando estuvo bien la cosa, pero sí sé que los dos nos equivocamos.
Nos equivocamos el coger un desvío en el camino. Fuimos demasiado deprisa, tanto que acabamos chocando quien sabe con que. Pudo ser con las diferencias, con una discusión demasiado larga o con la realidad.
Y es que, cuando andas con los ojos nublados y te guías por las manos, todo parece perfecto. Pero cuando consigues ver la realidad, ves ese tipo de detalle que hacen la vida más complicada de lo que podría ser.
Pero ya está. Coincidimos en querer decir adiós, y nos nos equivocamos está vez. Buena suerte y hasta otra, te echaré de menos. 
Echaré de menos las risas, las lágrimas, las discusiones y las reconciliaciones. Pero sobre todo echaré de menos cuando me contabas historias que ni tú te creías. Era como volver a cerrar los ojos.

Pero ahora, toca estar despierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.