Instagram

lunes, 31 de enero de 2011

Fumar la felicidad


Soy afortunada por levantarme por el lado izquierdo de la cama, oliendo a cigarrillos apagados, 
vino con coca-cola, pastillas quemadas y amor de medianoche.  
Tengo la infinita suerte de dormirme abrazada su torso desnudo, tocando con mis dedos su piel, 
suave, interminable, un edén del deseo.
Tengo la suerte de respirar por él.

-Por qué te quiero en 65 palabras:
Te quiero porque creo que entiendes como soy. Te quiero porque a tí te puedo contar lo que a nadie le puedo contar. Porque puedo sentir que mi vida a tu lado cobrará sentido y dejará de ser vacía. Te quiero porque me preguntaste cuántos años tenía cuando murió mi padre, y eso nadie me lo había preguntado jamás. Te quiero tanto que me gustaría...
- ¿Qué te gustaría?
- No sé, no lo he podido escribir. Se me agotaron las palabras. 65 palabras son muy pocas, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.