Instagram

jueves, 30 de diciembre de 2010

Y está allí, tan alto que no puede llegar.
Es una niña nada más, no sabe lo que quiere, y sin embargo ahí está, estirándose, creciéndose para llegar hasta donde quiere, para coger eso que está ahí arriba.
Y mírala, que no se rinde, que su empeño no decae. Mientras la observas es imposible no soltar una pequeña carcajada, viéndola saltar, enfadarse, sin éxito. Pero en el fondo, todos sabemos que llegará el día en que lo conseguirá, porque ahora sólo es una niña, pero mañana será una niña un poco más mayor. Llegará el día en que llegue hasta ese lugar sin necesidad de estirarse, saltar o enfadarse. Llegará el día en que será inevitable darse cuenta de que ya no es una niña. Ha llegado, lo ha cogido, lo ha logrado, lo ha demostrado.
Y es una tontería, porque seguramente ella no entiende que lo que había ahí arriba, lo que ha cogido, no era un simple objeto, era algo más.
Ella ha cogido su libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.