Instagram

viernes, 17 de diciembre de 2010

próximamente en el olvido

Soy otra más y como todas las demás, también quiero un final de cuento de hadas, de esos en los que estoy a punto de huir y aparece él para detenerme con esas tres palabras que a todas nos vuelven locas: "Yo te quiero". Pero los cuentos de hadas, los besos de película, están exclusivamente reservados para el cine. Así que tendré que conformarme con la típica realidad, en la que su nombre está escrito en los bordes de mis cuadernos. A veces rodeado, a veces tachado, a veces tapada, a veces incluso mojado, perlo siempre con un corazón cerca.
Y algún día, él necesitara un hombro sobre el que apoyarse y allí es donde entrara en juego ese plan ideado y perfeccionado durante el tiempo que llevo pensando en él.
Le ayudaré, me considerara su amiga , y eso me desgarrara por dentro, pero sacaré esa faceta falsa que todos tenemos, y fingiré estar feliz en ese puesto.
Hasta que un día él deje de mirar al frente y miré hacia su derecha. hacia donde yo estoy, hacia donde yo siempre he estado. Y se dara cuenta de que yo si que le quiero.

No, no es el final de una película de cuento de hadas, pero a mi me suena a exito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.