Instagram

domingo, 12 de diciembre de 2010

Desde que me miraste

-¿Ves algo?
-Nada.
-Dame la mano.
-¿A dónde me llevas?
-¿Confías en mí?
-Sí.
-¿Quieres estar conmigo?
-Sí.
-¿Dónde sea?
-Y cuando sea.
-Entonces no preguntes y déjate llevar.












Cerraré los ojos como una niña y me dejaré caer en tus brazos.
Soy tuya, ya lo sabes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.