Instagram

lunes, 1 de noviembre de 2010

Érase una vez, en un lugar lejano para la mente, estaba el prototipo de la perfección con su rostro perfecto, su voz perfecta, sus manos perfectas, su ánimo perfecto,... y toda su jodida perfección.
Vivía en su vida perfecta.
Un día perfecto, iba caminando con aires perfectos por su camino perfecto, se topó con una mancha en su perfección: el prototipo del error.
-¿Qué haces tú aquí?-preguntó, con un tono perfecto.
-Lo mismo que tú.
-No puedes hacer lo mismo que yo. Yo soy perfecto, tú no.
-¿Qué te hace pensar que eres tan perfecto?-dijo el prototipo del error, sin levantar la mirada de sus manos erróneas.
-Basta con que me mires para que lo sepas.-respondió el prototipo de la perfección, bufando.- ¿No vas a mirarme?
-No.
-¿Por qué?-el prototipo de la perfección abrió los ojos de par en par. No podía creer lo que sus perfectas orejas acababan de escuchar.
-¿Alguien tan perfecto como tú no debería saber la respuesta?
El prototipo de la perfección ni se inmutó, sin respuestas, se quedó callado allí, de pie frente al error.
-¿Ves éstas manos?-dijo el error, levantando al fin la mirada- Son horribles, todo lo que hacen, lo hacen mal. Hay veces que pienso que sería mejor si no hiciera nada.
-¿Y por qué sigues haciendolo?- atónito, preguntó el prototipo de la perfección.
-¿Por qué? Bueno, soy un error y me equivoco, pero hay una cosa de la que estoy seguro. Si yo no existiera, todos serían como tú, vanidosos y repulsivos. Todos. Y al final, todos seriais tan arrogantes y orgullosos que desapareceria la perfección.
Perfección, blanca como el papel, murmuró entre sollozos:
-¿Dejaría de ser perfecto?
-Dejarías de existir. Mira, si eres perfecta es porque yo hago que los demás se equivoquen. Por eso eres especial respecto a los demás, por eso destacas, porque eres la única capaz de hacerlo todo bien sin ayuda de nadie.
-Gracias.
-¿Por qué? ¿Qué tiene de bueno? Cuando una persona hace algo mal, siempre viene otra que lo arregla, y cuando esa otra persona se equivoca, la primera siempre estará dispuesta a devolverla el favor. Aunque una persona se equivoque, siempre tendrá a alguien alrededor que la apoyara incondicionalmente. Puedes ser perfecta, pero estás sola.

Y con estás palabras, Error se alejó, andando erróneamente, por el camino erróneo, dejando a la perfección llena de dudas. Y buscando respuestas, Perfección se fue desvaneciendo.

No busques la perfección, porque no existe.
Equivócate, ya habrá tiempo de hacer las cosas bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.