Instagram

lunes, 1 de noviembre de 2010

Como otro día cualquiera

Un 1 de noviembre más. Sólo es otro año más. He amanecido sin sueño y he deseado que fuera estuviera soleado. He desayunado y he mirado por la ventana, quebrando la esperanza al ver caer la lluvia. He dicho la esperanza, no la felicidad.
Hoy, como cada mañana desde que uso la capacidad de razonar, me he propuesto recoger mi habitación, y una vez más, como cada mañana desde que uso la capacidad de razonar, la he dejado peor de lo que estaba.
Hoy, 1 de noviembre de 2010, es sólo otro día en mi vida. Uno como cualquier otro.
¿Entonces porque escribo sobre él? Bueno, puede que no sea como los otros días de mi vida.
Hoy es otro de esos esporádicos días del año en el que escribo a una persona en concreto.
No guardo muchos recuerdos. No tengo ninguna fotografía, no sé si alguna de las cosas que decoran mi habitación es suya. Pero sé que aunque no recuerde su rostro, ni su voz, ni su color de ojos, recuerdo lo fuerte que lucho, lo lejos que llegó, lo mucho que aguanto.
Y es entonces cuando me enorgullezco aún más de poder decir: "yo soy su nieta".
Repitiendo otro de los textos que te escribi, ya son 12 años, y vamos a por los 13, pero pasen los años que pasen, tú siempre vas a estar presenta en mi día a día. Estás en el repicoteo de la lluvia al caer, en la salida del Sol, en esa brisa de aire que seca las lágrimas cuando lloró. Sé que eres tú.
Y como no, vuelvo a darte las gracias, porque sé a ciencia cierta que soy quien soy porque tu me enseñastes el camino. Me enseñastes a ser yo misma sin tener miedo. Admito que de vez en cuando me asusto, pero entonces tú vuelves a decir mi nombre y entonces sé, que no me rendiré, que seguiré adelante, por ti.
Gracias a ti, he aprendido que la vida no está para hacer planes y tener claro que vas a hacer para aprovechar cada segundo, está para dejarlo a la improvisación, para hacer lo que te apetezca en el momento que te apetezca. Y es que, si te paras a pensar no te quedará tiempo para actuar.
Asi que, hoy, 1 de noviembre del 2010, Día de Todos los Santos, yo me acuerdo de todas las personas que han pasado por el mundo para dejar su huella. Y lloro por ellos.
Y lloro por ti. Lágrimas, mezcla salada de dolor, añoranza, recuerdo,... y orgullo.

Como otro día cualquiera, yo te sigo queriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.