Instagram

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Cogo carretera y a cantar.  El viento pasa corriendo a mi alrededor, me azota las mejillas, me susurra que estoy loca,... y eso es lo que más me gusta. Subo el volumen de la radio tan alto que ahogo mis pensamientos, tan alto que sólo sea consciente de la presencia de la música y de mi pie sobre el acelerador.
Miles de carteles, señalizaciones que voy dejando trás de mi. Ignoro uno a uno todos ellos y sigo adelante. Sin rumbo, sin dirección.
Adueñandome del tiempo, controlándolo. Reclamando lo que es mio.
Y sintiendome más grande a cada kilómetro que recorro.

Si no tienes una dirección fija, tampoco la busques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.